La música, elemento indispensable en la boda

Elemento indispensable de cualquier celebración gracias a su facilidad para evocar y crear emociones, la música se ha ganado uno de los papeles protagonistas dentro del evento nupcial. Por eso, elegir las melodías que nos acompañarán durante el enlace es una tarea que ha de cuidarse al máximo para conseguir que el acto sea inolvidable. No obstante, la regla principal para seleccionar la música adecuada para una boda es que sea del agrado de los novios, no en vano será la banda sonora de su enlace…

Los momentos más maravillosos que nos suceden suelen ir asociados a una determinada pieza musical. De esta forma, al oír las notas musicales de una melodía concreta nos vienen a la cabeza pensamientos mágicos y situaciones inolvidables. Es por eso que, en el que ha de ser uno de los días más importantes de nuestra vida, es fundamental cuidar al máximo la música que acompañará toda la celebración nupcial.

La entrada a la iglesia o al juzgado, la ceremonia religiosa o civil, el banquete, la presentación del pastel, la apertura del baile… son algunos de los momentos estelares de toda boda en los que la música ha de jugar un papel muy importante. Así, si se eligen las piezas adecuadas, se conseguirá realzar el momento y despertar emociones y sensaciones no sólo en los novios, sino también en todos los invitados allí presentes. Para escoger las melodías, hay que tener en cuenta distintos factores, como el momento en el que sonarán, los gustos y preferencias de los novios y asistentes al evento, el tipo de ceremonia que hemos organizado… De esta forma, si tenemos pensado que nuestra boda sea un acto formal, la música ha de ser acorde a este tipo de ceremonia, por lo que es recomendable decantarse por piezas clásicas. Por el contrario, si está previsto que el enlace sea un celebración informal, tenemos mucha más libertad a la hora de elegir la música que sonará. No obstante, aunque la regla principal es que sea de vuestro agrado, también es recomendable tener en cuenta los gustos de los invitados.

Si tenemos previsto que la ceremonia nupcial se celebre en una ermita o iglesia, es recomendable optar por música clásica. En estos casos, además, resulta de gran belleza elegir un cuarteto de cuerda, un organista o un pianista con una soprano, por ejemplo, para que interpreten en directo piezas seleccionadas de un repertorio clásico para los momentos estelares del acto. Si se trata de una ceremonia civil, estas opciones también son válidas, pero también es posible decantarse por melodías más actuales.

En cuanto a la música que amenizará el banquete nupcial, es importante resaltar que las melodías que se escuchen mientras los comensales degustan los platos han de quedarse en un segundo plano para que se permita a los invitados entablar conversaciones cómodamente. La música podrá adquirir más protagonismo en situaciones especiales, como, por ejemplo, durante la entrada de los novios al restaurante, a la hora de servir los platos, en el momento en que aparece y se corta el pastel nupcial, etc.

Por otra parte, la apertura del baile suele ser otro de los momentos clave de la celebración nupcial. Aunque cada vez hay más posibilidades entre las que escoger la música ideal con la que dar inicio al baile, el tradicional vals sigue siendo el rey. No obstante, en determinadas zonas de nuestro país, como en Galicia o Andalucía, por ejemplo, existe una tendencia creciente a elegir la música tradicional propia de estas comunidades para abrir el baile.

Por su parte, hoy en día existen diferentes opciones a la hora de seleccionar la música que seguirá al banquete. Así, es posible contratar a una orquesta o grupo musical que toque en directo u optar por un discjockey que ponga canciones. En ambos casos, es aconsejable pactar el tipo de música que se escuchará e intentar que las melodías seleccionadas gusten al mayor número de invitados posible.

En definitiva, queda claro que si hay algo que no puede faltar en una celebración es la música, ya sea a través de una orquesta, de un grupo de cámara, de una coral, de un discjockey, de un grupo de música tradicional, de un grupo de jazz…

Artículo extraido de la revista Sposabella

La música, elemento indispensable en la boda, 6.3 out of 7 based on 3 ratings

¿Te gusta?

VN:F [1.9.8_1114]

Comentarios (1)

Bodas | 5 diciembre 2007

Un tema muy importante, el de la música en una boda. Parece que la moda sea que en el lugar donde se hace el banquete pongan un dj (que generalmente apenas se gana el sueldo)

Responder

Deja tu comentario

 

Destacado en Música

Top Colecciones Novia

1
Luna Novias 2013
VN:RO [1.9.8_1114]
2
Atelier Diagonal 2013
VN:RO [1.9.8_1114]
3
Pronovias 2014
VN:RO [1.9.8_1114]
4
San Patrick 2013
VN:RO [1.9.8_1114]
5
Penhalta 2014
VN:RO [1.9.8_1114]
Subir